Se tú en todo su contexto

Hacerte una carta a ti misma diciéndote lo bella que estas, se me hace difícil.

He aprendido a vivir con esta persona
Que en momentos he odiado
Por el simple hecho de conformarse
Con la situación
Con las escusas predeterminadas
De actos fuera de su control.
Inclusive
En ocasiones
Hasta ha aportado inconscientemente
E inocentemente a esas causas.

En momentos he sentido su pesar
He sido testigo
De como día a día
Iba llenando esa mochila invisible
De tristezas
De angustias
De rencor
De hubieras
De remordimientos
Y muchas cosas más.

Claro
También le he dado sus aplausos
En cada paso que ha dado
La he exonerado
De sus ataduras preexistentes
Le he dado un abrazo
Cuando ha tomado decisiones difíciles.

He visto como poco a poco
Alza su voz
Tal cual ave
Que emprende su vuelo.
Primero dió pasos falsos
Que le dieron duras caídas
Y ahí he estado
Sosteniendola
Dándole una palmadita
Para que se levante
Tome fuerzas
Y siga su corrida
Mientras alza esas alas
Y despegue con fuerza
Que ni rafagas
Ni tormentas
La ahuyenten
En pleno vuelo.

Esta mujer no es una rareza
Mas es mi fuerza
No es una belleza
Mas es mi musa
No es la que fue
Ni la que deseo ser
Es mucho más
De su meta inicial.

Si yo pudiera darle una carta
A esta mujer sentada
detrás de este teléfono 

Le diría con amor y alegría:

No calles
Exprésate.


Cambia
mas no te olvides de tu esencia.

Sueña
Mas no te apendejes soñando.

Has planes para el futuro
Mas no te olvides del presente.

Vive como si no existiera mañana.

No borres nada de tus archivos
Mejor gasta y ten tesoros guardados.

Y sobre todo

Quiérete
Amate
Hasta que quedes sin aliento

No importa que tan blanco o negro sea el tiempo.
Recuerda que antes de eso
Existen un sin fin de colores
para poder llegar a ellos.

Y no hay mejor dibujo
O escritura
Que la que tiene su propio color
Su propia esencia
En otras palabras
Se tú
En todo su contexto.

Delirio

By Rosalva Ruiz SuperNova

Odio
A primera vista lo sentí
Cuando a tus ojos amielados
Desde aquí yo vi
Como si endulzando sueños
Fuera tu existir.

Odio
Tu presencia…
exquisita sensación.
Labios tiernos y sensuales
Arrogancia deleitable
Dando tu sonrisa angelical
A cualquiera que vez pasar.

Odio
Que entre tanta gente
La puedo detectar
Esa silueta difícil de olvidar
Con esa figura escultural
Le quisiera abrazar.

Pero mas odio
Mi sed de tu ser
Apetito insaciable
Miedo indomable
Inquietud por verte
Acariciarte
Inclusive Idolatrarte.

Odio
Esta parte de mí
Ya que solo
Una vez te vi
Y al instante
Me enamoré de ti
Existes
Más no existes
Te conozco
Mas eres un extraño.

Te busco en muchas personas
Mas solo existes en esa historia
Solo existes para esa persona
Solo
Tinta y papel
Simple garabato imaginario
Y mi corazón
En delirio inadecuado.

Raíces

Raíces están grabadas en mis venas
No es la cultura
Es el calor que emana de ella.

Es esa suave canción
Que te hace bailar a su ritmo.

Es la cantidad perfecta de especias
De esa suculenta comida.

Es ese pedazo de cielo
Que encontraste en algún lugar lejano
Y que…
Con tan solo recordarlo
Se te hace agua la boca.

Inclusive…
Hasta puedes sentir
el aroma del lugar
Transportandote a otros tiempos
A un mundo
donde solo uno conoce.

Podrán haber tragos amargos
De vez en cuando
Tal vez…
La cruda al día siguiente
Mas las raíces son mas fuertes
Que las rosas florecen
Aun despues de tempestades.

Así… así es mi familia
Así es mi cultura
Así mis raíces..

Mariposa Coqueta

Ojos coquetos
Sonrisa encantadora
Visible mariposa
Danzas entre las rosas
Con elegancia y esperanza
Siempre viendo a la distancia
Con tus alas
Encantas a las hadas
Esparciendo su polvo
Por todas las praderas
Dando alegría
Transcendiendo a un nuevo día.
A pesar del viento y lluvia
Tus danzas brillan
Ante perturbadora sinfonía.
Danza, brilla y ama
belleza de mujer.

* pensamiento dedicado a mamá

Tempestad

Buitres rodean su presa
Esperan, desean
Avaricia putrefacta derraman.
Incertidumbre se huele
En el ambiente.
Mas la presa
Como montaña
Serena ante el ludibrio,
Contempla el rechiflido
De los coloridos grillos.

Cántaros de lluvia caen
Enlodando por cuanto pase.
Los arboles bailan sin cesar
El chubazco no deja
Ni siquiera mirar.

Que canten
Que bailen
Que se empapen
Y cieguen
Hasta el cansancio.

Cuando la tempestad
Esté por terminar
La montaña
Será la única
Sin ahogar
Y en su lugar.

Lluvias parte del huracan

Llovieron colores
y se unificaron.
La obscuridad
que se extinguió
Se intensifico.
Llovieron sentimientos
Y entre ellos
La patria 
Espada de dos filos
Al orgullo acuchilló.
La prepotencia
simplemente se burlo.
La ira
se manifestó
Al sistema culpó
Y todo a su paso
Destrozó.
La acertividad
aunque sorprendida
Tuvo compasión
Mas solo observó.
Mientras la obscuridad cae
La luz se desplaza
Hacia los destellos.
Esperanza y desasosiego
Dan vuelco a este duelo.
El año en el que la tierra floreció
Y la humanidad se estremeció.

Te adueñaste

Como si fuera ayer
Tu sudadera y libro
Marcaron tu silueta
En este corazón vació.

Que coincidencia
Aquel día en el que
ni siquiera te conocia
Fue como una melodía.

Mas en silencio
Como exquisitas flores
Y sonrisas coquetas
Te adueñaste de mi ser.

Tu sueter
bombón de mis recuerdos.

Tu libro
Explosión cósmica
en mi sentidos.

Y tu silueta
Conjunción de
Emociones perpetuas
En nuestro atardecer.

Si, como si fuera ayer 
me enamore de ti
Sin darme un aviso
Llegaste y explotaste
Mis sentidos.

Deformaste mi razón
con tu presencia.

Ni tiempo tuve
de poner fronteras.

Y aunque las construyera
En silencio
Como exquisitas flores
Y sonrisas coquetas
Te adueñaste de mi ser.

Yo

Libertad de aceptarme
Libertad de quereme tal cual soy
Libertad de expresarme
Y de aceptar a los demás
Sin mascaras
Sin venganzas
Ni reproches
Simplemente
Afrontar malas
O buenas decisiones
Sacar los esqueletos
Y volverlos cenizas
Esparcirlos a la deriva
Y embarcarnos
En una nueva etapa
De nuestras vidas.
Y así sea
que seguro volarás.

Y la Llorona se enamoró

Cuenta la leyenda
Que su alma
Anda en pena
Que a gritos implora
El regreso de sus hijos.
Tantas versiones
Por ahí se comentan
Que hasta a los infieles
Su camino al infierno
Se los lleva
Con su voz seductora
Como una sirena.

Quien iba a pensar
Que con la cuarentena
Los infieles no salen de casa.

Tanto tiempo a pasado
Que ya se ha desesperado
Y un día, salio cuando el sol
Estaba todavía.
Y un hombre caminando
Paso a su orilla.
Con su canto de gloria
Le pidió ayuda
Mas este buen mozo
Con lentes obscuros
Cual estrella del cielo
Y de la tierra
Siguió en su camino.

La llorona desconcertada
Y anonadada
Se quedo plasmada
Cuestionando su belleza.

Como tal nagual
juró que el día siguiente
Embelleciéndose
Un suspiro le robaría.
Despues de todo
con sus dotados tesoros
Solo un ciego
La ignoraría.

Decidió llegar mas temprano
Despues de varias horas
El humano no ha pasado
Mas ella arraigada se ha quedado.

Pasaron las horas
Mas la estrella ni sus luces
Pasaron los días
Y ella esta que sufre.

Pasaron varios hombres
Y su tarea se le a olvido
Añorando al hombre de gafas
Que un algún día había pasado.

La llorona suspira
Mas no sabe que es por amor
Piensa que es por venganza
Es solo otro que se lleva al corralón.

Y la espera la desespera
Mas sigue ahí parada
Con la mirada perdida.

Y una noche de lluvia
Pasa el hombre
Que ha volado su locura
Ella con ternura
Extiende su mano
Lo agarra de su manga
Y le implora
Que le regrese su cordura.

El con desden
sacudió con desafan
Y al hacerlo
Al suelo fue a dar.

Las gafas 
Lejos fueron a dar
Y la llorona entristecida
Por fin
Sus ojos puede mirar.

Cual gardenia al parecer
Sus ojos blanquiscos
Sin poder ver.

Aturdido por lo acontecido
El bello hombre
Se encuentra en el césped
En busca de sus gafas
Balbucea sin poder hablar.

La llorona al mirarlo
Lo quizo ayudar
Le toco su mano
Y la levanto a su cara
Acintio su cara y sonrió.
A lo cual el hombre
Por fin cedió.

Y desde ahí su historia empezó
El tronco hueco de su espalda
Por fin sanó.

Por fin encontró a un amado
Al cual le da su cuidado
Y del cual también es amada.

Sin belleza, 
Sin seducción
Sin miedo
Ni venganza
Por fin a encontrado el amor.Cuenta la leyenda
Que su alma
Anda en pena
Que a gritos implora
El regreso de sus hijos.
Tantas versiones
Por ahí se comentan
Que hasta a los infieles
Su camino al infierno
Se los lleva
Con su voz seductora
Como una sirena.

Quien iba a pensar
Que con la cuarentena
Los infieles no salen de casa.

Tanto tiempo a pasado
Que ya se ha desesperado
Y un día, salio cuando el sol
Estaba todavía.
Y un hombre caminando
Paso a su orilla.
Con su canto de gloria
Le pidió ayuda
Mas este buen mozo
Con lentes obscuros
Cual estrella del cielo
Y de la tierra
Siguió en su camino.

La llorona desconcertada
Y anonadada
Se quedo plasmada
Cuestionando su belleza.

Como tal nagual
juró que el día siguiente
Embelleciéndose
Un suspiro le robaría.
Despues de todo
con sus dotados tesoros
Solo un ciego
La ignoraría.

Decidió llegar mas temprano
Despues de varias horas
El humano no ha pasado
Mas ella arraigada se ha quedado.

Pasaron las horas
Mas la estrella ni sus luces
Pasaron los días
Y ella esta que sufre.

Pasaron varios hombres
Y su tarea se le a olvido
Añorando al hombre de gafas
Que un algún día había pasado.

La llorona suspira
Mas no sabe que es por amor
Piensa que es por venganza
Es solo otro que se lleva al corralón.

Y la espera la desespera
Mas sigue ahí parada
Con la mirada perdida.

Y una noche de lluvia
Pasa el hombre
Que ha volado su locura
Ella con ternura
Extiende su mano
Lo agarra de su manga
Y le implora
Que le regrese su cordura.

El con desden
sacudió con desafan
Y al hacerlo
Al suelo fue a dar.

Las gafas 
Lejos fueron a dar
Y la llorona entristecida
Por fin
Sus ojos puede mirar.

Cual gardenia al parecer
Sus ojos blanquiscos
Sin poder ver.

Aturdido por lo acontecido
El bello hombre
Se encuentra en el césped
En busca de sus gafas
Balbucea sin poder hablar.

La llorona al mirarlo
Lo quizo ayudar
Le toco su mano
Y la levanto a su cara
Acintio su cara y sonrió.
A lo cual el hombre
Por fin cedió.

Y desde ahí su historia empezó
El tronco hueco de su espalda
Por fin sanó.

Por fin encontró a un amado
Al cual le da su cuidado
Y del cual también es amada.

Sin belleza, 
Sin seducción
Sin miedo
Ni venganza
Por fin a encontrado el amor.Cuenta la leyenda
Que su alma
Anda en pena
Que a gritos implora
El regreso de sus hijos.
Tantas versiones
Por ahí se comentan
Que hasta a los infieles
Su camino al infierno
Se los lleva
Con su voz seductora
Como una sirena.

Quien iba a pensar
Que con la cuarentena
Los infieles no salen de casa.

Tanto tiempo a pasado
Que ya se ha desesperado
Y un día, salio cuando el sol
Estaba todavía.
Y un hombre caminando
Paso a su orilla.
Con su canto de gloria
Le pidió ayuda
Mas este buen mozo
Con lentes obscuros
Cual estrella del cielo
Y de la tierra
Siguió en su camino.

La llorona desconcertada
Y anonadada
Se quedo plasmada
Cuestionando su belleza.

Como tal nagual
juró que el día siguiente
Embelleciéndose
Un suspiro le robaría.
Despues de todo
con sus dotados tesoros
Solo un ciego
La ignoraría.

Decidió llegar mas temprano
Despues de varias horas
El humano no ha pasado
Mas ella arraigada se ha quedado.

Pasaron las horas
Mas la estrella ni sus luces
Pasaron los días
Y ella esta que sufre.

Pasaron varios hombres
Y su tarea se le a olvido
Añorando al hombre de gafas
Que un algún día había pasado.

La llorona suspira
Mas no sabe que es por amor
Piensa que es por venganza
Es solo otro que se lleva al corralón.

Y la espera la desespera
Mas sigue ahí parada
Con la mirada perdida.

Y una noche de lluvia
Pasa el hombre
Que ha volado su locura
Ella con ternura
Extiende su mano
Lo agarra de su manga
Y le implora
Que le regrese su cordura.

El con desden
sacudió con desafan
Y al hacerlo
Al suelo fue a dar.

Las gafas 
Lejos fueron a dar
Y la llorona entristecida
Por fin
Sus ojos puede mirar.

Cual gardenia al parecer
Sus ojos blanquiscos
Sin poder ver.

Aturdido por lo acontecido
El bello hombre
Se encuentra en el césped
En busca de sus gafas
Balbucea sin poder hablar.

La llorona al mirarlo
Lo quizo ayudar
Le toco su mano
Y la levanto a su cara
Acintio su cara y sonrió.
A lo cual el hombre
Por fin cedió.

Y desde ahí su historia empezó
El tronco hueco de su espalda
Por fin sanó.

Por fin encontró a un amado
Al cual le da su cuidado
Y del cual también es amada.

Sin belleza, 
Sin seducción
Sin miedo
Ni venganza
Por fin a encontrado el amor.

Para mamá

Frente al espejo
Esta una dama.
Lineas de fatiga
Ilustran su cara.
Cuantas noches sin dormir
Inundada de infinidad de que hacer
Dando lo mejor de si
Ante ese hermoso ser.
Deseando un maravilloso porvenir
Esperando nada a cambio
Solo que viva y sea feliz.

Maquillaje se pone en su rostro
Asimilando bien estar y salud.
Mamá no es cualquier palabra
Amor es sinónimo de ti.

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: