Amanecer

Por RRSuperNova

Que porque me gustan los amaneceres? 

No importa que tan imperfecto sea uno
O que tan caído estés emocionalmente
Dios, la naturaleza, la vida misma te dice
Sigues vivo
Hoy es un nuevo ciclo
Hoy no es ayer
Hoy es un día para empezar.

Y aunque hay amaneceres lluviosos
Recuerda
Hoy solo es una oportunidad
Para remendar
Para empezar
Para cambiar
Para amar
Para ser amado
Para visualizar a futuro
O simplemente
Para disfrutar el presente.

Así como un libro escrito
No puedes reescribir
Sobre una página escrita
Mas siempre podrás
Cambiar a una pagina limpia
Escribir tu presente
Y parte de tu futuro.

Y sobre todo
Al final del día
Si hoy no tuviste oportunidad
Recuerda
Que mañana
SERÁ UN NUEVO AMANECER…

What catches your eye

By RRSuperNova

* It was a hard time when I made this poem. I guess we always look for miracles when life seems threatened; so we search for our closest means of faith that embodies our family dogma. Yet we forget that we are the ones doing this to nature, so there is no need of miracles, just a need of consciousness and action…

The sky is baby blue
There are twinkling lights in the night
As if they were counting
Seconds in our lives.

Flowers smell of love
Rose’s petals so soft
As delicate as is
Gives us hope
What a sight!

Kids play in the wild
As if it were part of their homes
Drip drops falling from above
The rainy season arrives
Giving us water
To wash our souls.

There’s pollution in the air
Calamities are astray
As if they were counting
Seconds in our lives.

Manufacturers smell of green
They also drain their bane
Water-like looks so soft
As delicate as is
Dear Lord! Cancer!
What a sight!

We have stayed in our homes for a while
Confined by this covid-19
Drip drops are falling through our skin
“End of times” dogma arrives
Scaring us, warning us
To wash our souls.

Y la Llorona se enamoró

Cuenta la leyenda
Que su alma
Anda en pena
Que a gritos implora
El regreso de sus hijos.
Tantas versiones
Por ahí se comentan
Que hasta a los infieles
Su camino al infierno
Se los lleva
Con su voz seductora
Como una sirena.

Quien iba a pensar
Que con la cuarentena
Los infieles no salen de casa.

Tanto tiempo a pasado
Que ya se ha desesperado
Y un día, salio cuando el sol
Estaba todavía.
Y un hombre caminando
Paso a su orilla.
Con su canto de gloria
Le pidió ayuda
Mas este buen mozo
Con lentes obscuros
Cual estrella del cielo
Y de la tierra
Siguió en su camino.

La llorona desconcertada
Y anonadada
Se quedo plasmada
Cuestionando su belleza.

Como tal nagual
juró que el día siguiente
Embelleciéndose
Un suspiro le robaría.
Despues de todo
con sus dotados tesoros
Solo un ciego
La ignoraría.

Decidió llegar mas temprano
Despues de varias horas
El humano no ha pasado
Mas ella arraigada se ha quedado.

Pasaron las horas
Mas la estrella ni sus luces
Pasaron los días
Y ella esta que sufre.

Pasaron varios hombres
Y su tarea se le a olvido
Añorando al hombre de gafas
Que un algún día había pasado.

La llorona suspira
Mas no sabe que es por amor
Piensa que es por venganza
Es solo otro que se lleva al corralón.

Y la espera la desespera
Mas sigue ahí parada
Con la mirada perdida.

Y una noche de lluvia
Pasa el hombre
Que ha volado su locura
Ella con ternura
Extiende su mano
Lo agarra de su manga
Y le implora
Que le regrese su cordura.

El con desden
sacudió con desafan
Y al hacerlo
Al suelo fue a dar.

Las gafas 
Lejos fueron a dar
Y la llorona entristecida
Por fin
Sus ojos puede mirar.

Cual gardenia al parecer
Sus ojos blanquiscos
Sin poder ver.

Aturdido por lo acontecido
El bello hombre
Se encuentra en el césped
En busca de sus gafas
Balbucea sin poder hablar.

La llorona al mirarlo
Lo quizo ayudar
Le toco su mano
Y la levanto a su cara
Acintio su cara y sonrió.
A lo cual el hombre
Por fin cedió.

Y desde ahí su historia empezó
El tronco hueco de su espalda
Por fin sanó.

Por fin encontró a un amado
Al cual le da su cuidado
Y del cual también es amada.

Sin belleza, 
Sin seducción
Sin miedo
Ni venganza
Por fin a encontrado el amor.Cuenta la leyenda
Que su alma
Anda en pena
Que a gritos implora
El regreso de sus hijos.
Tantas versiones
Por ahí se comentan
Que hasta a los infieles
Su camino al infierno
Se los lleva
Con su voz seductora
Como una sirena.

Quien iba a pensar
Que con la cuarentena
Los infieles no salen de casa.

Tanto tiempo a pasado
Que ya se ha desesperado
Y un día, salio cuando el sol
Estaba todavía.
Y un hombre caminando
Paso a su orilla.
Con su canto de gloria
Le pidió ayuda
Mas este buen mozo
Con lentes obscuros
Cual estrella del cielo
Y de la tierra
Siguió en su camino.

La llorona desconcertada
Y anonadada
Se quedo plasmada
Cuestionando su belleza.

Como tal nagual
juró que el día siguiente
Embelleciéndose
Un suspiro le robaría.
Despues de todo
con sus dotados tesoros
Solo un ciego
La ignoraría.

Decidió llegar mas temprano
Despues de varias horas
El humano no ha pasado
Mas ella arraigada se ha quedado.

Pasaron las horas
Mas la estrella ni sus luces
Pasaron los días
Y ella esta que sufre.

Pasaron varios hombres
Y su tarea se le a olvido
Añorando al hombre de gafas
Que un algún día había pasado.

La llorona suspira
Mas no sabe que es por amor
Piensa que es por venganza
Es solo otro que se lleva al corralón.

Y la espera la desespera
Mas sigue ahí parada
Con la mirada perdida.

Y una noche de lluvia
Pasa el hombre
Que ha volado su locura
Ella con ternura
Extiende su mano
Lo agarra de su manga
Y le implora
Que le regrese su cordura.

El con desden
sacudió con desafan
Y al hacerlo
Al suelo fue a dar.

Las gafas 
Lejos fueron a dar
Y la llorona entristecida
Por fin
Sus ojos puede mirar.

Cual gardenia al parecer
Sus ojos blanquiscos
Sin poder ver.

Aturdido por lo acontecido
El bello hombre
Se encuentra en el césped
En busca de sus gafas
Balbucea sin poder hablar.

La llorona al mirarlo
Lo quizo ayudar
Le toco su mano
Y la levanto a su cara
Acintio su cara y sonrió.
A lo cual el hombre
Por fin cedió.

Y desde ahí su historia empezó
El tronco hueco de su espalda
Por fin sanó.

Por fin encontró a un amado
Al cual le da su cuidado
Y del cual también es amada.

Sin belleza, 
Sin seducción
Sin miedo
Ni venganza
Por fin a encontrado el amor.Cuenta la leyenda
Que su alma
Anda en pena
Que a gritos implora
El regreso de sus hijos.
Tantas versiones
Por ahí se comentan
Que hasta a los infieles
Su camino al infierno
Se los lleva
Con su voz seductora
Como una sirena.

Quien iba a pensar
Que con la cuarentena
Los infieles no salen de casa.

Tanto tiempo a pasado
Que ya se ha desesperado
Y un día, salio cuando el sol
Estaba todavía.
Y un hombre caminando
Paso a su orilla.
Con su canto de gloria
Le pidió ayuda
Mas este buen mozo
Con lentes obscuros
Cual estrella del cielo
Y de la tierra
Siguió en su camino.

La llorona desconcertada
Y anonadada
Se quedo plasmada
Cuestionando su belleza.

Como tal nagual
juró que el día siguiente
Embelleciéndose
Un suspiro le robaría.
Despues de todo
con sus dotados tesoros
Solo un ciego
La ignoraría.

Decidió llegar mas temprano
Despues de varias horas
El humano no ha pasado
Mas ella arraigada se ha quedado.

Pasaron las horas
Mas la estrella ni sus luces
Pasaron los días
Y ella esta que sufre.

Pasaron varios hombres
Y su tarea se le a olvido
Añorando al hombre de gafas
Que un algún día había pasado.

La llorona suspira
Mas no sabe que es por amor
Piensa que es por venganza
Es solo otro que se lleva al corralón.

Y la espera la desespera
Mas sigue ahí parada
Con la mirada perdida.

Y una noche de lluvia
Pasa el hombre
Que ha volado su locura
Ella con ternura
Extiende su mano
Lo agarra de su manga
Y le implora
Que le regrese su cordura.

El con desden
sacudió con desafan
Y al hacerlo
Al suelo fue a dar.

Las gafas 
Lejos fueron a dar
Y la llorona entristecida
Por fin
Sus ojos puede mirar.

Cual gardenia al parecer
Sus ojos blanquiscos
Sin poder ver.

Aturdido por lo acontecido
El bello hombre
Se encuentra en el césped
En busca de sus gafas
Balbucea sin poder hablar.

La llorona al mirarlo
Lo quizo ayudar
Le toco su mano
Y la levanto a su cara
Acintio su cara y sonrió.
A lo cual el hombre
Por fin cedió.

Y desde ahí su historia empezó
El tronco hueco de su espalda
Por fin sanó.

Por fin encontró a un amado
Al cual le da su cuidado
Y del cual también es amada.

Sin belleza, 
Sin seducción
Sin miedo
Ni venganza
Por fin a encontrado el amor.

Majestuoso

Majestuoso ahí parado está
Anillo tras anillo incrustado
Como velas en pastel de cumpleaños
Año tras año ve pasar
A Generación tras generación.
Su primavera a llegado a su final
Y sus hojas han dejado de existir.

Me pregunto,
Que tipo de hojas pudiste mostrar?
Tal cual pavorreal
su belleza enseñar
Que tipo de flores
Con polen expuesto pudiste tener?
O tal vez,
Que tipo de semillas pudiste esparcir
Sea cual sea, el paso de los años
Se nota en tu coraza.

Algunos hasta dicen
Que leyenda eres
De una bruja malvada
Que quedo ahí incrustada
En forma de árbol
Por eso las ramas pelonas
Durante tantos años
Y nadie se atreve
Cortarte, sacarte, mucho menos tirarte
No sea que la bruja venga a tragarte.

Si, árbol salvaje
majestuoso ante el que pase
Sigo admirandote
Y aunque algo me pase
Decidí hoy tocarte.

Océano

Si el océano estuviera en el cielo
Las gotas de agua se levantarían del suelo
Formando un destello en pleno movimiento
Las olas sonarían sin cesar cada día
Y tal vez, solo tal vez, me conformaría si una vistazo de ti por día robaría.
Bello marinero que solo entre sueños te veo
Navegas a lo lejos y solo tu silueta esta entre mis dedos.
Si solo el cielo fuera el océano y tu navegaras sobre mi cabeza, segura estaría que día a día como girasol
Hacia ti miraría.
Y, si el océano fuera el cielo
Y la brisa tocase mi cuerpo
Creería que es tu caricia, que tanto anhelo
Aunque solo sea como un cuento.
Si tan solo,
el océano estuviera en el cielo

Y regresamos… Un momento para reflexionar.

Y regresamos a los días del trueque
Donde un kilo de carne vale menos
Que un bote de desinfectante
Donde una docena de huevos pesa más
Que un kilo de frijol y arroz.

Una vez más, regresamos a los tiempos de la peste
Cuando se le dio mas énfasis a la limpieza
Cuando se le daba la vuelta a la persona enferma
Cuando calles desiertas significaban el terror para muchos
Y un rayo de esperanza para otros.


Regresamos a los tiempos de poca cordura
Donde el que tenía la posibilidad, todo lo tenía
Y los que vivimos al día
Nos vemos entre filas esperanzados
A que quede algo en las estanterías.


Regresamos al tiempo donde no existía la medicina
Donde solo por fe tomábamos los brebajes de la abuela; y Dios quiera que sirva.


Regresamos a los tiempos donde se mandaba el amor por carta a larga distancia.
Donde los abrazos y besos
son monitorizados por un termometro al lado.


Regresamos al tiempo donde te arrebataban de tus manos
A tu ser más preciado
Y solo podías rezar que vivo regrese a tu lado.


Genocidio a manos libres
Ya no solo se ha visto en un país
Sino en todos los rincones del mundo

Los hornos queman sin parar
Y cenizas se elevan al azar.
Lluvias obscuras caen sin parar
Del cielo, del pueblo y de las almas
Que nos dejan su ejemplo para reflexionar .

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: